Cata en Córdoba

Nos reunimos en Córdoba el día 11 de marzo por la tarde en torno a una mesa para hacer otra cata de Marenas. En este caso fue de la mano de mi amigo Pepe Peinado, profesor de la Universidad de Córdoba y que lleva un departamento de enología, (espero haberlo dicho bien) y algunos de sus compañeros y alumnos, en total 30 personas, las que estuvieron presentes para degustar 6 vinos distintos. Empezamos con un rosado de 2008, y acabamos con un “2004 – Álvaro”, Syrah – Monastrell. Pepe estuvo haciendo la explicación técnica de los vinos, y yo la explicación práctica, con lo que disfrutaron mucho, y pudieron ver que Marenas, como vino de tierras cálidas y de Córdoba, es un vino diferente, y muy a la altura de la calidad que se exige en este tipo de vinos singulares, que son a la vez de un Pago (Cerro Encinas) andaluz, que expresan la naturaleza del terreno y del clima de la zona, y que han sido elaborados de forma natural, sin aditivos químicos ni en bodega ni en viñedo.

Debo decir que cada día me sorprenden más mis vinos, sobre todo cuando tienen que dar el “do de pecho” de cara al púbico: público que poco a poco va entendiendo que cuando las cosas se hacen bien, se puede disfrutar de un vino tinto cordobés, si tapujos ni prejuicios, solo con la mente abierta, y los sentidos preparados para una aventura gustativa por la naturaleza y los viñedos de Cerro Encinas.