Montepilas

Vino Blanco de la variedad autóctona MONTEPILAS. El viñedo está compuesto por 700 cepas, plantadas en 1.998, y 2500 cepas más, plantadas en 2.016 de forma tradicional e injertadas manualmente, en la finca de Cerro Encinas, a 350 metros de altitud en Montilla, (Córdoba) con orientación este, y sur-este.

La variedad Montepilas es autóctona. Es una variedad antigua que pude recuperar en 1998. Hoy en día, queda ya muy poca en la región.
Es el único vino que se elabora de esta variedad; es una uva gruesa de piel y casco duro, que presenta un racimo apiñado o apretado, que soporta muy bien el clima de la región, con un periodo vegetativo muy largo, siendo la última uva que recogemos a final de septiembre…

Montepilas forma parte de la familia de variedades de uva del Valle del Guadalquivir, como pueden ser Mantúa,  Palomino, o también Zalema. todas tienen cosas en común, pero también diferencias. De todas, quizás Montepilas es la más robusta en términos de adaptabilidad al clima del Valle del Guadalquivir, en este caso de la región de Montilla, que se eleva entre los 300 a 600 m de altitud, y donde es necesario soportar muchas horas de sol durante el año, y las altas temperaturas del verano.

El primer vino de Montepilas se elaboró en el año 2005 y es un vino que evoluciona muy bien en botella con el tiempo.

Deja una respuesta